Excite

Un entrenador para un partido porque estaban insultando a un jugador ... ¡rival!

  • Twitter

Muchas veces es en los campos de fútbol donde juegan niños o arbitran mujeres donde vemos las actitudes más deplorables por parte de los aficionados a este deporte. Actitud machista y falta de sentido común y de respeto son el común denominador de estas personas, que deberían recibir terapia lo antes posible en pos de que vivamos en un mundo mejor. Por suerte, a veces encontramos personas como el protagonista de esta noticia, que son un ejemplo para el deporte y la sociedad.

Se disputaba un partido entre niños de 9 y 10 años de la categoría benjamín. El encuentro enfrentaba al equipo alicantino del Atlético San Blas contra el Playas de Alicante. El choque tenía el aliciente de que el ganador se proclamaría campeón de grupo del Campeonato Provincial Benjamín de Alicante.

Durante el partido, un grupo de jóvenes simpatizantes del equipo local comenzaron a insultar a un jugador del equipo visitante. Ante esta conducta, el pobre chiquillo rompió a llorar y el entrenador del equipo rival fue a preguntarle qué le ocurría. Cuando se enteró de que lloraba porque lo estaban insultando amenazó con finalizar el encuentro si no se iba del campo la persona que estaba lanzando improperios contra el jugador del Playas de Alicante.

El entrenador del Atlético San Blas, José Mayans, explicó al Diario Información que "me giré y vi que un niño estaba llorando en el banquillo rival" y entonces "le pregunté y me dijo que le estaban insultando desde la grada, que se estaban metiendo con él". Olvidándose de los colores y buscando justicia, el técnico afirma que "lo cogí y me lo llevé a la grada para que me dijera quién le había insultado".

Mayans puntualizó en sus declaraciones que estaba sorprendido por los insultos: "Me extrañó porque la gente aquí es muy educada y nunca pasa nada. Empecé a gritar que o salía el que se había metido con él o que el partido se suspendía inmediatamente".

El técnico advirtió a los espectadores diciendo que "como vuelva a escuchar otro comentario despectivo más, se acaba el partido" y añadió: "¿Pero de qué vais? Son niños". Al parecer su aviso tuvo éxito ya que según cuenta "salieron los que habían sido y el partido siguió". El encuentro concluyó con victoria del San Blas por 6-2.

FOTOS: Las 10 reglas del fútbol callejero

Sin duda se trata de un entrenador con unos valores que deberían de verse más a menudo en los terrenos de juego y en la vida. Según cuenta al medio alicantino, la deportividad es lo primero que tratan de inculcarle a los niños en su equipo. Un ejemplo como entrenador y como persona.

Si te ha gustado este ejemplo de deportividad te va a encantar lo que hizo este ciclista por otro en la línea de meta. Otro motivo más para creer en el ser humano.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017