Excite

Real Madrid y Málaga compiten hasta el final en la Champions League

  • Getty Images

No se jugaban nada, pero parecieron jugárselo todo. Y es que el gen ganador es algo que no se compra, se tiene o no. Si no, pregunten a José Callejón o a un tal Cristiano Ronaldo. Real Madrid y Málaga ya estaban clasificados anoche para Octavos de final de la UEFA Champions League, pero disputaban su último enfrentamiento de la fase de grupos contra el Ajax holandés y el Anderlecht belga respectivamente. El Madrid venció con solvencia, mientras que el Málaga recibió un gol en el 89' que significaba el empate.

En el estadio Santiago Bernabeu, fría espectación ante un choque intrascendente. Sin embargo, el coliseo blanco no estuvo ni mucho menos vacío: es la Champions. Salió el Madrid a morder, como con ganas de aprovechar el amistoso para demostrar su capacidad destructora. A Cristiano Ronaldo, por ejemplo, se le vió más participativo que en toda la temporada. Pero anoche era el turno de los canteranos, de Adán, de Nacho... Pero empezaron pegando los de siempre. Cristiano fusiló a la red tras pase horizontal de Benzemá a la salida del portero en un extremo del área. Más tarde, tras una acción realmente espectacular con pase milimétrico de Luka Modric, Callejón impactaba con el empeine a la base del poste para colar el balón en la porteria del fondo norte. 2-0. Al poco de comenzar la segunda parte, apareció Kaká para rebobinar a su etapa en Milán: galopada y desde fuera del área golazo que besó la madera antes de acariciar la red.

Entonces, y con algun cambio realizado en las filas del Madrid, el Ajax recuperó parte de su juego, robando la pelota a los blancos. José Rodríguez se convirtió en el canterano más joven en debutar en Champions, y junto a él salió Álvaro Morata, salvador en Valencia ante el Levante y gran esperanza de la cantera. Tras error de Adán en un despeje de puños muy lejos de su meta, el rechace cayó para el Ajax, que marcó el gol del honor. Al poco, y de donde no había nada, Morata se inventó una jugada pegado a la línea de cal de la banda derecha hasta sacar un centro dirigido con mimo a la testa de Jose Callejón, que no falló. 4-1, alegría a los presentes y a pensar en Valladolid. El Madrid acaba segundo del grupo de la muerte, con Borussia Dortmund por delante, Ajax en Europa League y Manchester City en el limbo.

En la Rosaleda, a la misma hora, las noticias no eran buenas cuando nada más empezar, Toulalan se lesionaba apenas unos días después de volver al equipo tras otra lesión. El fenomenal centrocampista galo abandonaba el terreno de juego con las manos en la cara. Pero otro jugador muy querido, el portugués Duda, iba a iluminar la noche de Málaga. El mediocampista marcó dos buenos tantos, especialmente el primero: un zurdazo desde fuera del área que se coló por la mismísima escuadra. Los goles del Anderlecht (obra de Jovanovic y Mbokani) no fueron poca cosa tampoco, a pesar de la gran actuación durante todo el encuentro del meta Kameni. Sin embargo, el gol de Mbokani fue en el minuto 89, acabó dejando un sabor amargo y alejando además medio millón de euros para el club andaluz (1 millón de euros por cada victoria en Champions).

El Málaga quería hacer pleno en la fase de grupos, y casi lo consigue. A su resultado hay que sumar la derrota del AC Milan contra el Zenit. Los malagueños, primeros de su grupo. Hoy es el turno de FC Barcelona (ya clasificado como primero de grupo) contra el Benfica de Nolito y Valencia CF, que jugará su puesto esta noche en Lille (Francia).

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2020