Excite

Real Madrid y Barça encarrilan las semifinales de Copa del Rey con más suerte que fútbol

  • © Getty Images

Real Madrid y Barcelona tienen encarrilada el pase a la Final de la Copa del Rey. Tras la ida de la semifinal ante Atleti y Real Sociedad respectivamente, la suerte y el árbitro se aliaron con los dos "grandes" para dejar vista para sentencia la eliminatoria.

En primer lugar, el partido Real Madrid - Atlético de Madrid se presentaba ante un gran ambiente en el Santiago Bernabéu. Los blancos conseguían adelantarse en el minuto 17 de la primera parte gracias a un disparo con mucha fortuna de Pepe que cambia de trayectoria tras pegar en Insúa y se cuela engañando a Courtois.

El planteamiento de Ancelotti era el acertado, y tenía a los colchoneros anulados gracias a una intensidad asfixiante muy del estilo de "los del Manzanares". Tras el descanso, una genialidad hecha pase de Di María en el 57' encuentra a Jesé, que remata de primera y marca con la colaboración del meta belga del Atleti.

Por último, en el minuto 73, la diosa fortuna vuelve a aliarse con los merengues, y un disparo de Di María que se marchaba muy desviado del marco rival, toca en Miranda y el balón termina alojado en la red para el tres a cero final. Para la polémica queda un claro penalti de Arbeloa a Diego Costa por agarrón, y el 'plantillazo' sin balón también del 17 blanco a un futbolista atlético, que de verlo el colegiado debería haber supuesto la expulsión del lateral.

Por su parte, el Barça sufrió de lo lindo en un vacío Camp Nou (38.000 espectadores). Pese al dos a cero, al equipo del 'Tata' Martino le cuesta una barbaridad hacer goles respecto a las ocasiones que tiene, y le crean mucho peligro con tremenda facilidad. El juego no termina de enamorar y vive de genialidades asociativas, que son fruto más de la genialidad de sus 'cracks' que de nuevas ideas tácticas.

El tanto de Busquets y la cómica carambola en el autogol de 'la Real' (Zubikarai, p.p.), dió un resultado que bien podría haber sido otro de haberse pitado un clamoroso penalti de un torpe Mascherano al veloz Carlos Vela. La pena máxima tendría que haber acarreado la expulsión del central culé y que los donostiarras, muy bien estructurados, se hubiesen adelantado en el marcador.

Todo queda para la vuelta la semana que viene, pero parece que Real Madrid y Barça tienen un pie en la Final. Especialmente los capitalinos, ya que además de tener un resultado más abultado (3-0), sus vecinos no contarán ni con Villa por lesión, ni con Diego Costa por sanción.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018