Excite

Nadal gana en Montecarlo por séptima vez consecutiva

Aunque el jugador alicantino David Ferrer resistió e hizo posible que los espectadores presentes en Mónaco pudieran disfrutar de un partido muy exigente, con mucho peloteo desde el fondo de la pista, finalmente acabo por caer ante Rafa Nadal, que a este paso conseguirá que le cambien el nombre al Masters 1.000 de Montecarlo y se lo dediquen. Y es que este nuevo trofeo es el séptimo consecutivo que el de Manacor consigue en esta pista, demostrando su trabajada habilidad en tierra. Hacerse con el partido supuso varias cosas para Nadal. Quizá la más importante sea la consecución de su trigésimo trofeo de tierra, logro con el que iguala los conseguidos por leyendas del tenis como Bjorn Borg o Manuel Orantes. También se convertía en el jugador que más veces ha ganado el Masters 1.000 de Montecarlo a lo largo de la historia del mismo.

El partido, que se dilucidó en dos sets (6-4 y 7-5) acabó desequilibrándose en el servicio, sin duda uno de los puntos débiles de Ferrer, algo que ha resultado muy evidente a lo largo de todo el torneo. El impresionante rendimiento en el juego de fondo del jugador de Jávea es la única razón por la que el partido fue tan disputado a lo largo de sus primeros compases. Rafa Nadal no tardó en darse cuenta que los puntos largos y el peloteo desde el fondo de la pista no le beneficiaban para nada, por lo que optó por adoptar una actitud mucho más agresiva, subiendo más a la red y tratando de acortar en la medida de los posible el tiempo de juego de cada punto. No olvidemos que Rafa Nadal venía de jugar durante tres horas frente a Murray, mientras que Ferrer había tenido un encuentro mucho más sencillo frente a Melzer en la semifinal. Pese a ello, Nadal lo dio todo y demostró que, hoy por hoy, en arcilla es un auténtico titán.

Imagen: hiperdeportes.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018