Excite

Rafa Nadal gana Roland Garros 2013, su octavo grande en París

  • Getty Images

Rafa Nadal escuchaba emocionado el himno español sobre el podio de la Philippe Chatrier, la pista central de París. Acababa de ganar (otra vez) el Grand Slam de Roland Garros 2013 a su compañero y amigo David Ferrer por 6-3, 6-2 y 6-3. Casi un año exacto después de la lesión que lo apartó 8 largos meses de la competición, Nadal vuelve a lo más alto.

Nadal cerraba ayer domingo el bucle. Lo cerraba con un 8 grandioso, ese que se asemeja al infinito, distancia favorita del español. Con otra grandiosa conquista, el mallorquín alzaba la Copa que lo acredita campeón de Roland Garros 2013. Después de tres cuartos de año en el dique seco por una lesión en sus rodillas, el mejor tenista español de la historia, volvía a emocionarse con sus hazañas. Y volvió a emocionarnos a todos.

Enfrente del campeón, un combativo, inmenso, fabuloso compatriota, gran tenista y mejor amigo: David Ferrer. El de Jávea no acusó el cansancio físico, pero su mente rápido llegó a la extenuación al enfrentarse a su bestia negra. Las 19 derrotas de 23 enfrentamientos pesaron demasiado y el alicantino, que jugaba por primera vez en su carrera por un título grande, se dejó ver las costuras cuando nunca antes en este año lo había permitido.

El partido fue raudo, impropio de una final entre titanes, y tal vez fuese el encuentro más sencillo para Nadal de este torneo. 6-3, 6-2 y 6-3 fue el resultado final en poco más de dos horas. Ferrer y Nadal se abrazaron en la red al concluir la cuarta final española del Grande del tenis francés. Con las lágrimas a punto de caer, Nadal escuchó el himno español sosteniendo su octavo grande. No hay límites para el balear, que renuncia a la hierba de Halle (Alemania) por prescripción médica y jugará directamente en Wimbledon a finales de mes.

FOTOGALERÍA: Las mejores fotos de Rafa Nadal en la final de Roland Garros

Nadal regresó a las pistas en Febrero, en el Torneo Viña del Mar en Chile, más tarde Brasil, seguido de Méjico, el cemento de California, la arena de Montecarlo, de Barcelona, Madrid y Roma. Finalmente se erige como el mejor en París. El bucle de Rafa Nadal no tiene fin, y su 8 título de Roland Garros sirve para atestiguarlo.

Publicado por Pablo Somavilla - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Pablo Somavilla

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018