Excite

Oro de Semenya en los 800 metros, a la espera de que unas pruebas determinen su verdadero sexo

La polémica ha llegado a los Mundiales de Atletismo de Berlín con la resolución de la final femenina de los 800 metros. La sudafricana Caster Semenya, con sus recién cumplidos 18 años, ha rebajado su mejor marca en ocho segundos con un tiempo de 1:56.72, que le ha adjudicado la medalla de oro superando así el segundo puesto de Janeth Jepkosgel y el tercer puesto de Jenny Meadows.

La única duda que aturde ahora al jurado, que está a la espera de los resultados de un examen médico, es si realmente la prueba la ganó ella o, como sospecha la mayoría, la ganó él.

Su fuerte musculatura, una voz más grave de lo normal y un incipiente bigote hacen pensar a los servicios médicos de la IAAF que Caster Semenya podría ser un hombre en lugar de una mujer. Y es que su condición física es tan espectacular que sólo en la salida ya consigue asfixiar al resto de competidoras, sacando una gran ventaja sobre ellas.

Estas pruebas médicas, que dejaron de practicarse en los JJOO de Sydney 2000, determinarán el verdadero sexo de Caster Semenya. Aunque también existen los rumores que hipotizan que podría tratarse de un nuevo caso de atleta con pasado hermafrodita, como le ocurrió a la yudoca brasileña Edinanci Silva.

Fuera de la polémica de la atleta Caster Semenya, cuyas pruebas médicas deberán determinar si es hombre o mujer, el más rápido en la final masculina de 1.500 metros, sin presencia española, ha sido Yusuf Saad Kamel. Bajo la bandera de Bahrein, el hijo del atleta keniano Billy Konchellah se ha hecho con la medalla de oro al volar en la pista con un tiempo de 3:35.94. También el metal más preciado ha sido para la jamaicana Brigitte Foster-Hylton en los 100 metros vallas femeninos.

Imagen: as.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017