Excite

Mundial 2010: Madrid se vuelca con la selección española

La selección española al completo prosiguió, por segundo día consecutivo, con las celebraciones derivadas de la conquista del Mundial, aunque esta vez en ese territorio nacional que la mayoría de sus miembros estaba deseando pisar tras el exitoso paso por Sudáfrica. Así, los jugadores, que no dejaron que la fiesta decayera ni siquiera durante el vuelo que los trajo de Johannesburgo, llegaron a España alrededor de las 15:00 horas.

Para empezar, nuestros campeones fueron recibidos por la Familia Real casi al completo, empezando por el emocionado Rey Juan Carlos, la Reina, los Príncipes de Asturias y sus hijas y también la infanta Elena, a la que luego se pudo ver bailando junto al Manzanares. Con las pequeñas infantas como centro de la mayoría de las atenciones, el monarca agradeció a los jugadores el esfuerzo y el haber hecho realidad los sueños de muchos españoles.

Galería: las fotos de la celebración de la Copa en Madrid

Tras esta primera recepción, la expedición se dirigió a La Moncloa, aunque allí el principal protagonista no fue Rodríguez Zapatero, sino Álvaro del Bosque, hijo pequeño del seleccionador, que levantó la Copa del Mundo tal y como le había prometido su padre una vez que todo el equipo bajó del autobús. Después de oir las pertinentes palabras del presidente, que ensalzó especialmente las virtudes de Casillas e Iniesta, así como su gesto al marcar, y ya con algo de retraso sobre la hora prevista, la selección procedió a tomar el autobús descapotable con el que recorrería un Madrid cada vez más abarrotado.

Tanto es así, que incluso el propio alcalde, Ruiz Gallardón, tuvo que pedir a los aficionados en cierto momento que los que aún no habían llegado al escenario, ubicado en el Puente del Rey, no lo hicieran por motivos de seguridad, pues los alrededores estaban totalmente colapsados. Todo por ver a nuestros jugadores, que correspondieron a la multitud cantando, saltando y saludando aquí y allá, con Casillas a la cabeza, Sergio Ramos y su sombrero, el omnipresente Reina o el seleccionador, totalmente encantado.

Y la apoteosis llegó, naturalmente, cuando los internacionales llegaron al escenario para ofrecer nuevamente la copa a los aficionados, que se contaban por miles. Así, hubo palabras de Casillas, de Albiol, de Villa, Iniesta y del Bosque antes de que llegara lo que todo el mundo esperaba: que Pepe Reina, como es tradición, cogiera el micro para llevar a cabo su magnífica presentación de cada uno de los 23 de 'la Roja', a las que siguieron las correspondientes ovaciones por parte de la muchedumbre. La fiesta, por su parte, continuó con la actuación de David Bisbal, a la que siguieron canciones como el We are the champions antes de que los jugadores se marcharan en busca de un merecido descanso.

Imagen: daylife.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019