Excite

Real Madrid y Barcelona prosiguen su lucha sin sus goleadores

  • Getty Images

La 10ª jornada de la Liga BBVA nos ha deparado algunas sorpresas realmente inesperadas: A pesar de los resultados más o menos abultados (3-1 Barcelona y 4-0 Real Madrid) ni Messi ni Cristiano Ronaldo participaron en la faceta goleadora, si bien sus registros les situan como los máximos artificieros del campeonato. Del mismo modo, el Tigre Falcao se ausentó a su cita con el gol en su visita a Mestalla.

En Málaga, el equipo de Manuel Pellegrini tuvo que afrontar la primera derrota en su estadio esta campaña tras sufrir a un Rayo Vallecano combativo que, con sus armas, logró someter a los andaluces en un partido donde a los locales les vino todo a contracorriente. Esta vez ni Joaquin ni el joven Isco pudieron rescatar puntos en la Rosaleda.

Ya en la ciudad condal el encuentro del Camp Nou tuvo cierta chispa, con un Celta de Vigo que puso de su parte para, al menos, anotar uno o dos goles. Sin embargo el Barcelona poco a poco va recuperando jugadores como Villa, que no perdonó cuando tuvo ocasión de marcar. Un clamoroso fuera de juego de Jordi Alba no señalado, permitió al equipo blaugrana anotar el tercero para la tranquilidad y acostarse habiendo alcanzado el récord al mejor inicio liguero de su historia: 28 de 30 puntos posibles.

En el Santiago Bernabeu se vivió una tarde extraña, cuyo resultado anecdótico, colmado de goles de poco habituales (Essien, Modric) no viene más que a constatar que en el fútbol puede pasar cualquier cosa. El Real Madrid jugó sin brillantez pero con gran eficacia, y su capitán y portero Iker Casillas, respondió con solvencia cuando se le requirió. Posiblemente la ausencia de Xabi Alonso, que cumplía ciclo de tarjetas impidiese al equipo blanco jugar con mayor solvencia. El Zaragoza cometió pocos errores pero el equipo blanco es como un cuchillo. El Pipa Higuaín y Ángel Di Maria iniciaron un póker de goles que completaron los centrocampistas blancos, Essien y Modric.

La noche del sábado se cerró con el primer examen serio para el Atlético de Simeone, enfrentándose a domicilio a su inmediato perseguidor, el Valencia de Pellegrino. Precisamente Simeone intervino quejándose visiblemente cuando el árbitro sin apenas argumentación, expulsó a su colega del banquillo local. En el terreno de juego, el Valencia no estableció un gran sistema de toque y juego. Sin embargo una buena defensa, algo de suerte y dos cañoneros en racha como son Soldado y Valdez, sentenciaron un encuentro en el que Falcao apenas pudo hacer nada. Ganó 2-0 el equipo valenciano.

La brecha de Falcao (en un lance con Solado) representaba la primera herida que recibe el Atlético de Madrid, que no había perdido ningun partido en el presente campeonato.

Sin grandes sorpresas en el resto de encuentros, ahora toca pensar en la Champions League que vuelve mañana con el Real Madrid - Borussia Dortmund como plato fuerte. Veremos si entonces Madrid y Barça recuperan la mejor version de sus delanteros.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018