Excite

Liga BBVA: Espectáculo en el Bernabeu y guerra en Riazor

  • Getty Images

Partido sin tensión de Liga BBVA, como casi todos los que restan de aquí a final de temporada, en la lista del Real Madrid. El Mallorca, antepenúltimo clasificado, llegaba con hambre se dar la campanada y arañar puntos que lo saquen del farolillo. Empezó bien.

Marcó Nsue de cabeza en el minuto 6, con claro dominio madridista pero acierto insular de cara al gol. Higuaín convirtió en tanto un pase recibido tras internada de Pepe, que llegaba recibiendo un exquisito balón de Modric. El 1-1 fue efímero ya que Alfaro remató a gol un rechace en el área madridista. Detalle: es el tercer gol consecutivo del jugador Mallorquín en los dos últimos encuentros, y los tres de rechace. Los cambios de la segunda mitad avivaron al Madrid, que con Xabi Alonso y Özil en el verde, precisaron de 5 minutos para poner el partido patas arriba: Cristiano Ronaldo cabeceó a gol un córner, Modric marcó un golazo desde fuera del área e Higuaín mandó a la red un pase de la muerte de Özil. El 4-2 fue demoledor en tan poco tiempo, y el Madrid arrinconó al Mallorca, que finalmente sólo se llevó un gol más en el descuento. Fue de Benzemá tras asistencia generosa de Higuaín. El Madrid se lo pasó muy bien en la segunda mitad.

Pero es difícil saber si disfrutó tanto como lo hizo la Real Sociedad por la mañana del sábado. El conjunto vasco endosó un tremendo 4-1 al Valladolid en Anoeta y desplegó un fútbol brillante y efectivo. Sobre todo efectivo. Al final de la primera mitad, se sucedieron los goles de Griezmann y Agirretxe, los tres de bellísima factura y mejor ejecución. A la vuelta de los vestuarios, Xabi Prieto finiquitaba a los vallisoletanos con la cuarta diana. A partir de ahí, intervenciones de los cancerberos de ambos equipos y sólo un gol más, el de Javi Guerra a 4 minutos del final. Victoria importante, contundente y merecida de la Real Sociedad, que se mantiene por méritos propios como 4º clasificado de la Liga BBVA.

La jornada 28 se abrió el viernes por la noche con el derbi gallego entre Deportivo de la Coruña y Celta en Riazor, que además en esta ocasión, era un duelo a muerte por la salvación entre el último y penúltimo clasificado. Ya iniciado el duelo, el mago Valerón regalaba un pase magistral a Riki a os 10 minutos, quien en mala posición de disparo, se las ingenió para rematar y marcar el primer gol deportivista. Fue a la media hora de partido que este se rompió porque a Iago Aspas se le fue la cabeza, literalmente. Agredió a Marchena y fue expulsado, inclinando la balanza a favor del Depor. Ya en la segunda parte, Silvio maravilló a la afición con un golazo de volea desde 30 metros que Javi Varas sólo pudo mirar. Salomao aprovechó otra asistencia genial de Valerón y marcó el tercer tanto local. Park anotó el gol de la honra de un Celta hundido.

El Valencia celebró las Fallas brindando a su afición una victoria ante el Betis. Antonio Amaya fue expulsado a los 15 minutos permitiendo además que Soldado convirtiera desde el punto de penalty el primer gol de la noche. Con el viento a favor, los de Ernesto Valverde midieron los tiempos y a pesar del fuerte arreón del Betis a la vuelta del descanso, se encontraron con la inestimable ayuda de Paulao a pocos minutos del final para certificar su victoria, al marcar este en propia meta el 2-0. En el tiempo de descuento, Jonas rubricó el 3-0 para una noche de fiesta en Valencia.

Por último, el Getafe se impuso en el Coliseum Alfonso Pérez al Athletic de Bilbao, que venían de conseguir vencer en San Mamés al Valencia la pasada jornada. El gol de Borja en el minuto 6 a pase de Pedro León, fue más que suficiente para quedarse los tres puntos en la localidad madrileña. El conjunto vasco lo intentó sin suerte, y finalmente se marcharon a casa sin siquiera el empate.

Hoy domingo se disputarán el resto de partidos de la Jornada 28: Málaga - Espanyol, Sevilla - Zaragoza, Osasuna - Atlético de Madrid, Granada - Levante y FC Barcelona - Rayo Vallecano.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018