Excite

La sombra del dopaje de nuevo en el Tour

El que debía de ser el Tour de Francia más limpio ha vuelto a mancharse con el escándalo del dopaje de los ciclistas. Primero fueron los españoles Manuel Beltrán, en la primera etapa y Moisés Dueñas, pillado en la cuarta. El último caso, que ha destapado al italiano Riccardo Riccó ha manchado también el nombre de su equipo, el español Saunier Duval, que ha abandonado el Tour.

La decisión de esta retirada de Saunier Duval, que también ha suspendido todas sus citas deportivas planificadas, intentan evitar que se estropee más la imagen del equipo y del ciclista. Riccó dió positivo por EPO en los análisis de orina realizados al final de la cuarta etapa y ha sido arrestado por los gendarmes franceses para ser interrogado.

Por su parte, el español Moisés Dueñas ya se encuentra en libertad después de haber pasado la noche en la comisaría. Además de haber dado positivo en los controles antidopaje, la policía francesa encontró en la habitación del ciclista diferentes sustancias dopantes prohibidas en Francia por la nueva ley antidopaje.

Dueñas, que ha confesado haberse dopado, ha sido imputado por posesión de sustancias venenosas e importación de mercancías prohibidas, por lo que podría enfrentarse a una pena máxima de cinco años de cárcel y una multa de hasta 75.000 euros.

La hormona sintética eritropoyetina (EPO) detectada en los tres ciclistas descubiertos durante el Tour es producida principalmente por el riñón y regula la producción de glóbulos rojos en la sangre. El dopaje con esta hormona permite a los deportistas aumentar la resistencia al ejercicio físico y mejorar así sus resultados deportivos, por lo que se ha convertido en el principal aliado ilegal contra dureza física del Tour de Francia.

Imagen: elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017