Excite

La Rojita gana a Italia en la final del Europeo Sub 21

  • Getty Images

La selección española sub 21 se proclamó ayer Campeona de Europa al derrotar en la final a Italia por 4-2. La estrella del partido fue Thiago Alcántara, quien marcó tres de los cuatro goles de la rojita. La sub 21 revalida título, esta vez en Israel, y dando toda una lección de fútbol.

Nuevo título para las vitrinas de la RFEF: España, campeona del Europeo sub 21 de Israel. Julen Lopetegui, seleccionador del filial español, optó por el once inicial más efectivo del campeonato: De Gea, Bartra, Martín Montoya, Íñigo Martínez, Alberto Moreno, Illarramendi, Thiago Alcântara, Isco, Koke, Álvaro Morata y Tello.

Desde el primer hasta el último minuto de la final, España demostró que debía ganar este Europeo sub 21 y revalidar el título cosechado en 2011 en Dinamarca. En esta ocasión fue en Israel ante Italia. Las señas de identidad de la selección se exhibieron con orgullo. En el minuto 6, la rojita ya mandaba en el marcador tras una excepcional jugada de Álvaro Morata que sirvió a Thiago en bandeja para que cabeceara a gol. En apenas unos minutos, Immobile cazaba un balón imposible y batía a De Gea por alto. 1-1 en el minuto 10.

Con un ritmo altísimo y un bonito juego, el partido estaba precioso. A la media hora de encuentro, Koke sirvió un excelente balón al área que no atinó a despejar el central italiano. Detrás esperaba Thiago, que controló de pecho y batió al portero azurro, Bardi, para poner el 2-1 en el marcador. Muy poco después, Donati barrió a Tello cuando el extremo recortaba su fantástico sprint dentro del área. De nuevo Thiago, con la moral por las nubes, no falló. Así se llegó al descanso, con 3-1.

En la segunda mitad, más de lo mismo: control y posesión pero también dinamismo e ideas por parte del combinado nacional. Morata, muy activo, fue parado con faltas, mientras que en defensa se alzaban Moreno e Illarramendi con interminables intervenciones y ayudas. Otro penalty italiano, más franco si cabe, permitió a Isco batir a Bardi. Con el 4-1 ondeando, la selección midió los tiempos y sólo se encontró la sorpresa del golazo de Borini a 10 minutos del final. A pesar de ello, las prisas y los nervios traicionaron a Italia, y la moral de España se mantuvo sana.

El árbitro señaló el final.Como el gran equipo que forman, todos levantaron el trofeo y celebraron la victoria, con bonitos gestos como el de Thiago luciendo la camiseta del ausente Canales. Una cosa queda clara: hay relevo y cuerda para rato en el fútbol español.

La rojita dio un recital de cómo se debe jugar al fútbol, tal como hicieran los mayores, que disputan estos días la Copa Confederaciones, el pasado domingo ante Uruguay.

Publicado por Pablo Somavilla - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Pablo Somavilla

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018