Excite

La Guardia Civil considera ficticia la venta del Betis

La venta de las acciones del Real Betis Balompié no es más que un simulacro. Ésta es la principal conclusión que se puede extraer del informe presentado por la Guardia Civil a la jueza Mercedes Alaya en el marco de la investigación que mantiene abierta en torno la gestión del Betis por parte de Ruiz de Lopera y su posterior venta a un grupo encabezado por el empresario Luis Oliver.

Así, el informe de la Benemérita, centrado en la venta del paquete accionarial que poseía Lopera al grupo Bitton Sport, viene a reafirmar que, como ha dejado entrever la juez, se trata de una venta ficticia en tanto que Oliver y sus empresas carecen de solvencia. Por tanto, estaríamos ante una nueva estratagema del empresario de El Fontanal para obtener algo de tiempo frente a la investigación de la jueza Alaya antes de que las acciones retornen a sus manos, ya que se da por sentado que Oliver no podrá hacer frente al pago de los 16 millones de euros en que se cerró su venta.

A la vez, el informe sostiene que las empresas que llevaron a cabo el traspaso de las acciones del Betis fueron adquiridas por Oliver y uno de sus consejeros, Ángel Vergara, por un euro, de tal forma que se da por sentada su nula capacidad económica. Asimismo, se reitera que Luis Oliver está dedicado a la compra de empresas en quiebra que luego vende, como se pudo ver en el caso de otros clubes (Xerez y Cartagena). Mientras, las empresas presentadas en su día como avalistas para llevar a cabo la operación ya no guardan, al contrario que en julio, relación con ninguna entidad financiera o grupo inmobiliario.

De esta forma, se determina que lo que se ha producido entre Lopera y Oliver es una pignoración, esto es, dejar en prenda las acciones, ya que el previsible impago por parte de Bitton Sport hará que vuelvan a Farusa, propiedad de Lopera y su familia. Ante esta nueva revelación, que también recoge determinados cobros que Oliver hace al Betis por ejercer distintas labores, queda por ver cuál será el próximo movimiento de la jueza Alaya, que ya nombró tres administradores judiciales para controlar al club, si bien el pasado fin de semana perdía la vida uno de ellos, el catedrático Gómez Porrúa, con lo que tendrá que designar un sustituto.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018