Excite

¡Campeones de Europa!

La selección española de baloncesto se ha proclamado campeona de Europa en Polonia. España cumple así una década prodigiosa llena de éxitos como la medalla de plata en las Olimpiadas de Pekín, el subcampeonato de Europa de hace dos años en Madrid o el campeonato del mundo en Japón. Gasol y compañía vencieron en la final a Serbia por 85 – 63 en un partido que domino de principio a fin.

Vídeo: el resumen de la final España - Serbia

El campeonato de Polonia se recordará por ser cíclico, comenzamos con el mismo rival con el que nos enfrentamos en la final, pero con resultados diferentes. Si en el primer partido nos encontramos a una España desconocida, en la final del Eurobasket hemos visto a la poderosa España casi imbatible. Fuerte en defensa y rápidos contragolpes, toda una apisonadora. De esta forma rompió la mala racha de haber perdido seis finales europeas. España iguala ciclos vencedores que solo habían conseguido potencias como Yugoslavia o la Unión Soviética. Cabe destacar también que el MVP (most valuable player, es decir, jugador más valioso) del torneo ha sido Pau Gasol. El de Sant Boi, que completa un gran año entre el Eurobasket y el anillo de campeón de la NBA, no dudó en llorar al finalizar el partido.

La final, disputada en el Spotdek de Katowice, tuvo momentos brillantes de baloncesto, especialmente el primer cuarto. Con una selección que venía de menos a más, el partido por la medalla de oro ha significado la cima en cuanto a juego de la ÑBA. Pau, Navarro y Rudy se conjuraron para que no se les escapara la final, el resto del equipo español seguían el juego marcado por las tres estrellas españolas. Con una férrea defensa en la que cada jugador español moría, solo había que conseguir encestar, y con las muñecas de Pau, Navarro o Ricky engrasadas, los triples entraban y conseguían que se aumentara de forma rápida la distancia. Así, con 24-14 acababa el primer cuarto.

La joven selección de Serbia se resignaba: España es la campeona del mundo y ya habían arrasado a Francia o Grecia, ésta última se llevo el tercer puesto del campeonato frente a Eslovenia. La defensa española desarboló a Tony Parker, a Spanoulis y por fin a Teodosic. El resto fue coser y cantar. España mandaba en el marcador y no quería sorpresas, por eso Pau Gasol tiró del equipo y con dos bellos alley-oops y un mate destrozaba al equipo balcánico.

El resto del partido fue tan solo poner el broche de oro al juego de la selección, bellas canastas y buenas combinaciones que inflingieron un duro castigo a Serbia, puesto que la diferencia llegó a 27 puntos. Finalmente, España se relajó y esperó al pitido final para mirar desde lo alto del panorama europeo de baloncesto al resto de selecciones.

Imagen: elpais.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017