Excite

Fernando Alonso llega hasta las puertas del cielo

  • Getty Images

Fernando Alonso, nuestro piloto de Fórmula 1 más conocido y exitoso, se quedó a tan sólo 3 puntos de conseguir su tercer campeonato del mundo en la última carrera que se disputaba en el Circuito de Interlagos, en Sao Paulo (Brasil). Al final, Sebastian Vettel se alzó con el mundial, y ya es triple campeón del mundo, el más joven de la historia.

Desde antes de la carrera, y teniendo en cuenta las posiciones de salida en el Pit Lane (7º Alonso, 4º Vettel), tenían que darse una serie de circunstancias favorables para que el piloto de Ferrari tuviese la posibilidad de recortar los 13 puntos que le distanciaban del liderato y por tanto de la victoria del mundial.

Se dieron muchas de ellas: llovió y mucho a lo largo de la carrera, y los problemas mecánicos de otros pilotos o los accidentes que mermaron la cabeza de carrera (como a Lewis Hamilton), facilitaron el magnífico trabajo del piloto asturiano que hizo 71 vueltas simplemente perfectas. Pero el momento en el que todos tuvimos un halo de esperanza se produjo nada más empezar, apenas en la 4ª curva del Gran Premio: Sebastian Vettel era tocado en una rueda y su coche perdió el control hasta quedarse mirando en dirección contraria. La mayor probabilidad era la de que el coche del alemán fuese embestido por alguno de los 15 coches que aun venían por detrás, o de que en el primer impacto tuviera serios daños en la estructura de su monoplaza. Sin embargo, y contra la lógica de la aerodinámica de la Formula 1, el coche de RedBull que pilotaba el alemán pudo continuar sin problemas, y remontó los puestos necesarios para volver a situarse en la zona de puntos.

Finalmente, el joven piloto teutón fue sexto, mientras que Fernando Alonso acabó segundo por detrás de un inalcanzable Jenson Button. No fue suficiente. Fernando hubiera necesitado que su rival directo terminase como mínimo octavo, o que Button, líder de la carrera, hubiera sufrido algún tipo de error o problema mecánico que le hubiese permitido ganar, con lo que habría obtenido 7 puntos más.

Sin embargo, como Fernando Alonso recordó, este año ha logrado poner de acuerdo a aficionados, prensa, especialistas, profesionales, pilotos… en que él es sin duda el mejor piloto de la parrilla, y que este año a pesar de no contar con un monoplaza competitivo (lejos de Redbull y de McLaren), ha luchado hasta el último segundo por llevarse su tercer mundial. Alonso está satisfecho del que considera “su mejor año” desde que comenzó su larga andadura por la Formula 1, y augura la misma intensidad y pasión para el próximo curso. Con el pódium de Alonso y Massa en Brasil, Ferrari queda también como subcampeona mundial.

La prensa destaca el precoz tricampeonato de Vettel, y sobre todo, la impresionante mentalidad ganadora de Alonso y su destreza al volante que ha llevado a un coche para ser sexto al bicampeonato mundial.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019