Excite

España saca músculo en París

  • Getty Images

La selección española se impuso anoche a Francia en el Stade de France de París, y encarrila su clasificación para el Mundial de Brasil 2014 tras su tropiezo del pasado viernes frente a Finlandia.

El Stade de France de París, en Saint Denis, era un hervidero anoche con 80.000 seguidores galos y una respetable sección de aficionados españoles. Los bleus sabían cuánto se jugaban y Didier Deschamps, su seleccionador, alineó de nuevo a esa Francia imberbe y casi con acné que sin duda indica un valioso relevo generacional. Por su parte, Vicente del Bosque prescindió de Cesc Fàbregas para alinear a David Villa en la punta de ataque y a Xabi Alonso en el medio del campo. El donostiarra sería clave en la primera parte.

El dominio español se reflejó en una evidente marca del 75% de posesión, si bien Francia nunca construyó una Bastilla en su área. Los franceses salieron a jugar al fútbol guiados por Valbuena y lanzando el ataque mediante Ribery. Sin embargo Xavi tuvo en sus botas comenzar adelantando a la roja con un remate a bocajarro desde el área pequeña. El balón salió por encima del travesaño. Tras varios intentos frustrados de ataque, el árbitro se tragó un clamoroso penalty del meta Lloris sobre Pedro en la disputa de un balón. El capitán francés arrolló al extremo canario pero Kassai no pitó nada.

Antes de que terminara la primera mitad, Ribery dio el susto más grande del partido al encarar a Valdés tras un espectacular control dirigido de cabeza. Por fortuna, el cancerbero del FC Barcelona despejó con el muslo el esférico y este se fue lejos de la portería. En el segundo tiempo, el partido cogió ritmo, especialmente después de varias acciones de peligro en las dos áreas. En el minuto 58, Monreal controlaba con destreza un balón llovido a la banda izquierda, se adentraba en el área y centraba peligrosamente para que Pedrito rematara a gol. El canario hizo su parte y Lloris no pudo evitar que la pelota entrara dentro. La euforia se apoderó del conjunto español, que celebró con los suyos un gol muy importante.

Desde ese momento, el partido ganó en tensión y Kassai sacó a relucir su tarjetero. El joven Pogba, jugador de la Juventus, evidenció su inexperiencia al ganarse dos tarjetas amarillas en apenas dos minutos y en acciones de clara amonestación. Con su expulsión, Francia se debilitó mucho ante el control español y ya no volvería a inquietar a Valdés. Ya sin Villa en la delantera, España no hallaba una referencia ofensiva y no creó verdadero peligro. Sin embargo, el 0-1 supo a gloria para los chicos de Del Bosque tras el varapalo de los Finlandeses.

La campeona de Europa y del Mundo no goleó ni venció con una autoridad inapelable, pero ejerció su condición de ganadora en los momentos claves: se repuso de los fallos arbitrales, superó las ocasiones marradas, atajó las ocasiones del rival y materializó el gol necesario para llevarse la victoria.

A España todavía le restan tres partidos de clasificación para el Mundial de Brasil 2014, pero sus opciones de ser primeros de grupo pasaban por ganar a Francia en Madrid (empataron) y sobre todo por vencer a los galos en París. Dicho y hecho.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018