Excite

El pulso FIA - FOTA continuará hasta el viernes

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) sigue en guerra con los equipos de Fórmula 1, a pesar de que todos ellos se inscribieran para la temporada 2010. La amenaza de boicot de los equipos al plan de Max Mosley se quedó en un ultimatum fallido por parte de los participantes en las carreras. A pesar de esto, los equipos, encabezados por Ferrari, podrían estar planeando una competición paralela con ideas distintas a las de Mosley. Y es que aunque todos los equipos están en la lista para el año que viene, solo Williams y Force India lo hacen con conformidad.

Mientras las dos escuderías citadas apoyan a Mosley, ocho están pendientes de abandonar el año que viene la competición si se cumple la norma de la FIA. Así, podríamos ver una F-1 en la que no participarían ni Ferrari, ni McLaren ni Reanault por ejemplo. Estos equipos están en contra de limitar el presupuesto a 45 millones de euros y están intentando aunar posiciones para mostrarse fuerte frente a la Federación Internacional de Automovilismo. De hecho, la idea es crear un campeonato paralelo con tres coches por escudería. El problema para la FOTA es que los circuitos en los que se corre la F1 tienen contrato de exclusividad con la FIA, por lo que tendrían que buscar circuitos sustitutos, como por ejemplo el español de Jerez.

En este clima de pelea, Michael Schumacher, el piloto que más veces ha conseguido ser campeón del mundo, se ha posicionado en contra de la FIA. El alemán cree que este clima no es nada positivo para la Fórmula 1, y que debe ser la asociación automovilística la que ceda frente a las escuderías. Así mismo, defendió la posición de Ferrari y que no se imagina la máxima competición de automóviles sin el constructor italiano.

Imagen: elmundo.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019