Excite

El Madrid se jugará el pase en el "Teatro de los sueños"

  • Getty Images

El Real Madrid se complicó ayer el pase a cuartos de final de la Champions League al cosechar un empate 1-1 en el Santiago Bernabeu frente al Manchester United. Los de José Mourinho mostraron una gran superioridad al inicio del encuentro, que se vino abajo cuando Welbeck anotó el primer tanto inglés.

El coliseo blanco se vestía de gala, y no en vano: se esperaba un partido clásico entre dos grandes del fútbol mundial: Real Madrid - Manchester United. Un partido esperado por muchos, entre ellos, Cristiano Ronaldo que se enfrentaba al equipo que le vio crecer y lo convirtió en una estrella alzándose con un Balón de Oro (2008). Todo preparado, el balón echó a rodar con el pitido del árbitro alemán Brych. El Real Madrid comenzó monopolizando el esférico y disponiendo a los pocos minutos de una clara ocasión tras un disparo de Coentrao que impactó en el palo.

Sin embargo, cuando todo marchaba viento en popa para los blancos, Diego López dejó salir por línea de fondo un balón que finalmente el árbitro decretó como córner, y que acabó suponiendo el gol de Welbeck de fantástico cabezazo. Primer remate inglés, primer gol y primer mazazo importante para el Real Madrid. De repente el equipo español redujo dos marchas su velocidad, mareado por la bofetada de realidad que acababan de encajar. Por fortuna Di María puso un buen centro, que si bien iba bastante alto, no fue problema para Cristiano Ronaldo que se elevó hasta colgarse del cielo para cabecear al palo izquierdo de David De Gea. Golazo del portugués que situaba el empate en el marcador. El luso evitó celebrarlo airadamente por respeto a su antiguo equipo.

En la segunda mitad, ambos equipos pudieron haber incrementado la diferencia en el marcador. Fue un milagro que se mantuviese ese 1-1. A las ocasiones marradas por Giggs y Welbeck, se sumaron las de Van Persie, que desbarataron Diego López, el larguero y Xabi Alonso en la linea de gol. Rooney se perdió en tareas defensivas, mientras que en el Madrid, Sami Kedhira se hizo con la pelota pero sin mucha idea de cómo repartirla. El Real Madrid no encontraba los espacios por los que herir al United, replegado atrás y preparado para salir al contragolpe a toda velocidad: parecían el Real Madrid jugando con el FC Barcelona.

Fabio Coentrao dispuso de una difícil ocasión que David De Gea terminó desbaratando con los tacos. Fue sin duda una de las intervenciones del encuentro, pero no la única pues desde ese despeje De Gea paró todo lo que llegó a su portería. Los últimos minutos fueron un asedio madridista que no obtuvo ninguna recompensa. Mourinho, que realizó varios cambios defensivos, cosecha un flojo empate en casa que obliga al Real Madrid a salir a morder en Old Trafford el próximo 3 de Marzo. Todo es posible aun en "El Teatro de los sueños".

Se disputó a la misma hora el Shakhtar - Borussia Dortmund, con resultado de empate 2-2 que favorece claramente a los germanos por el poder de los goles en campo ajeno. Junto con los partidos del martes, termina esta semana de Champions mientras esperamos la próxima con los encuentros deOporto - Málaga y Milan - Barça.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018