Excite

Messi destroza al Real Madrid y enfila al Barcelona hacia la final de Champions League

El tercer clásico consecutivo entre el Real Madrid y el Barcelona, en este caso la ida de la semifinal de Champions League, ha seguido la evolución de los dos anteriores, donde el fútbol no ha brillado pero la polémica ha ido aumentando, prueba de ello son las declaraciones de Mourinho, símbolo de que el partido parecía jugarse fuera del césped.

El partido que enfrentaba al Real Madrid y el Barcelona en el Bernabéu podía considerarse una promesa de buen fútbol entre estos dos grandes equipos, aunque terminó siendo más parecido a una riña de colegio que a un partido de primer nivel. Símil en el que Guardiola y Mourinho aparecieron como los padres de los niños, mientras que Guardiola, orgulloso padre del victorioso, volvió al silencio, Mourinho, padre incapaz de culpar a su hijo en la derrota, busco las excusas más peregrinas.

Hasta el minuto sesenta el partido no terminó de cuajar para ninguno de los dos equipos, los dos jugaron más preocupados por lo que el rival podía hacer que por sus propias actitudes sobre el césped, aunque esto no quitó tensión al asunto, que incluso obligó a la expulsión de Pinto en el túnel de vestuarios después de que el portero suplente del Barcelona propinara un guantazo a Arbeloa. Sin embargo, en el minuto sesenta todo cambió después de que el árbitro decidiera expulsar a Pepe, dejando al Real Madrid con uno menos.

En ese momento parece que el Barcelona se acordó que era un equipo de fútbol y comenzó a jugar y tocar el balón, tanto es así que Messi decidió emular al Cristinao Ronaldo de la final de la Copa del Rey y marcó, es más, marcó dos goles que casi convierten en un trámite la visita del Real Madrid al Camp Nou la semana que viene. Mourinho, que tendrá que ver el próximo partido de Champions League de su equipo desde la grada por criticar la expulsión de Pepe, protagonizó una rueda de prensa a su estilo, culpando de la derrota al árbitro, a la UEFA y a Unicef, sponsor del Barcelona. Por su parte, Guardiola parece que vuelve a su estoico silencio y se limitó a sonreír en rueda de prensa, conocedor de que el Barcelona lo tiene fácil para acabar con el Real Madrid y jugar la final de la Champions League.

Mira el resumen de la semifinal de Champions League del Real Madrid Barelona

Escucha la polémica rueda de prensa de Mourinho tras el partido

Imagen: que.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018