Excite

El abandono de Fernando Alonso provoca la Guerra de los Red Bull

  • Getty Images

Fernando Alonso abandonó el GP de Malasia de Fórmula 1 nada más empezar, en la vuelta 2, pero dio paso con su retiro a una guerra interna en el equipo Red Bull que se saldó con la victoria final de Sebastian Vettel y momentos de máxima tensión al final de la carrera, con Mark Webber hablando en el podio sobre su equipo y su compañero.

Fernando Alonso afrontaba con ilusión el GP de Malasia, donde partía en la 3ª posición por detrás de Sebastian Vettel y Felipe Massa respectivamente. El español hizo una gran salida y a punto estuvo de ganar la 1ª posición, aceptando momentáneamente el segundo puesto. Conforme avanzaban las primeras curvas, Fernando apretó a Vettel y se tocó un par de veces con el alemán, desencajando su alerón delantero por el lateral izquierdo.

La pieza quedó descolgada pero Alonso prosiguió su marcha en vez de entrar en boxes, y en la recta de meta se desprendió completamente, obstaculizando los neumáticos y enviando el F138 directamente fuera de pista. Se terminó la carrera para el asturiano.

Con la cabeza de cabeza despejada, Vettel marchaba primero, pero sus elecciones de neumáticos le hicieron perder posiciones. Malasia es un GP muy difícil por los contínuos cambios meteorológicos y la degradación de las ruedas. En el tramo final del Gran Premio, Mark Webber lideraba la prueba seguido de su compañero de equipo. Ambos Red Bull se enzarzaron en una guerra inédita en la que a punto estuvieron de quedar fuera de pista.

Finalmente Vettel desobedeció las órdenes de su equipo y adelantó al australiano en las últimas vueltas. A través de la radio se pudieron escuchar todo tipo de palabras de desconcierto y crispación dentro de Red Bull. Una vez finalizada la prueba, la realización de carrera impidió ver los momentos inmediatos a que los pilotos se bajaran de los coches. Ya en el podio, y evitando cruzar las miradas (y el champagne), los tres clasificados (1º Vettel, 2º Webber, 3º Hamilton) hablaron al micrófono:

"Es difícil. Si hay algo que decir, debemos hacerlo internamente" dijo Vettel al ser cuestionado por la batalla. Cuando el entrevistador se aproximó a Webber, el australiano espetó: "Yo también podía haber ganado. Tras la última parada [cuando Webber iba líder] nos dijeron que la carrera había acabado, que cuidáramos el coche, el motor y las ruedas. Vettel tomó su propia decisión."

Como nota divertida el piloto de Mercedes GP, Lewis Hamilton, se confundió en una parada de boxes y se dirigió al set de su antiguo equipo, McLaren, teniendo que corregir su parada y causando muchas risas en el paddock... menos en su equipo actual, claro.

La guerra está servida en Red Bull, lo que puede beneficiar a Fernando Alonso de cara al desarrollo de un Mundial de Formula 1 que no ha hecho más que comenzar. El siguiente Gran Premio, será en China (Sanghai) el próximo 14 de Abril.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018