Excite

De nuevo los bañadores ‘Jaked’, en el punto de mira

Todo el mundo sabe ya que los bañadores Jaked están causando furor entre los nadadores porque les ayudan a que ellos sean más veloces. Pero siguen siendo muy polémicos y levantan sus dudas respecto a las ventajas que aportan.

Así que la Federación Internacional de Natación (FINA) ha decidido tomar medidas para averiguar cómo los bañadores Jaked provocan este fenómeno. Para eso, en la piscina del Mundial de Roma han puesto a varios científicos que se encargarán de observar los bañadores o, más bien, los culos de los nadadores para buscar posibles bolsas de aire ocultas que ayuden a flotar.

Desde hace tiempo el Instituto Federal de Tecnología investigaba a través de un grupo de expertos en polímeros estos bañadores mágicos, pero ha sido en el Mundial de Natación donde han encontrado un verdadero campo de pruebas, ya que es el sitio ideal para hacer observaciones exactas y fructíferas.

Pero el bañador en sí, también está ganándose enemigos entre los propios nadadores. El Jaked, confeccionado en poliuretano, puede ser un problema para los deportistas, porque muchos de ellos tardan entre 20 y 25 minutos en colocárselo y otros 10 ó 15 en quitárselo.

Aunque también puede suceder, como le ocurrió en la primera jornada de competición en los 100 metros braza al español Melquiades Álvarez, que se se rompa cuando ya estaba en la cámara de llamadas.

Pero incluso Michael Phelps ha anunciado que si estos Jaked siguen utilizándose, puede que no compita en futuros encuentros internacionales. Y esto podría ser peligroso, porque la natación perdería a uno de los mejores en esta disciplina. “La FINA debe hacer algo o perderá al hombre por quien se llenan las gradas”, ha amenazado su técnico, Bob Bowman.

Imagen: elpais.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017