Excite

Armstrong confiesa a Oprah Winfrey sus años de dopaje

  • Getty Images

Como ya sabíamos, Lance Armstrong se sentó ante Oprah Winfrey y respondió sin tapujos a casi todas las preguntas que realizó la famosa presentadora, que hizo gala de sus grandes dotes periodísticas en todo momento. El encuentro no pudo tener un inicio más prometedor: Oprah realizó una primera batería de preguntas cuya única respuesta posible era "Si" o "No", y cuyo contenido iba directamente vinculado al reconocimiento del dopaje a lo largo de su carrera, del uso de transfusiones de sangre, empleo de testosterona, hormonas del crecimiento, EPO... La respuesta de Lance Armstrong a todas y cada una de esas preguntas fue siempre "Si". Finalmente concluyó:"Mi cóctel [de dopaje] era EPO, transfusiones y testosterona".

Durante muchos momentos, se cuestionó repetidamente al ex ciclista sobre cómo pudo mentir reiteradamente sobre su inocencia y atacar sin reparos a todos aquellos que le acusaban de dopaje. Armstrong admitió: “Veo esta situación como una gran mentira que he repetido muchas veces”, “La historia fue perfecta durante mucho tiempo”. Del mismo modo, el americano tuvo que reconocer que lideraba su equipo bajo un mandato autoritario: "Sí, era un matón. Intentaba controlar el guión del equipo".

La impresionante entrevista entre Armstrong y Winfrey se dividió en dos partes de casi una hora de duración cada una. Conocida ya la culpabilidad del ciclista de Texas, la periodista se interesó por conocer el funcionamiento de la sofisticada red de dopaje que el US Postal, equipo de Lance Armstrong, llevó a cabo durante más de un lustro. Armstrong no quiso inculpar a nadie: “No quiero hablar de nadie más. Yo tomé decisiones y yo tengo la culpa”, pero durante el cara a cara aparecieron los nombres de muchos implicados, como el doctor italiano y supuesto cerebro de la trama Michele Ferrari, sus ex compañeros Floyd Landis, George Hincapie, Michael Barry...

En la segunda parte de la entrevista, se pudo apreciar a un Armstrong más abatido, menos frío que en la primera hora. Le costó mucho explicar el momento en que confesó en primer lugar a su familia: "Vi a mi hijo defendiéndome y diciendo “eso que dices de mi padre no es verdad”. En ese momento supe que tenía que contárselo". En este tramo también afrontó todo lo que se le puede venir encima ahora mismo, es decir, la bancarrota ("He perdido todos mis ingresos futuros.") y la posible cárcel por haber mentido bajo juramento: "Merezco ser castigado, pero no estoy seguro de que merezca la pena de muerte a la que me han condenado cuando otros fueron suspendidos seis meses. No digo que sea injusto, pero mi condena es diferente.".

En España, el canal de la TDT Discovery Max fue el encargado de emitir la entrevista subtitulada en castellano las noches siguientes a la emisión en directo de Estados Unidos. La confesión de Armstrong se filtró a principios de la semana pasada, cuando el USA Today pudo acceder a dicha información.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018