Excite

10 motivos por los que dejé de ver la Fórmula 1

  • @AutoBildspain - Twitter

Comienza una nueva temporada de Fórmula 1 y todas las miradas están puestas en...otra cosa. La F1 ya no era lo que era, y ya no solo para los patriotas españoles y los seguidores de Fernando Alonso. Y es que existen muchos motivos por los que parece que no merece la pena seguir esta competición. Al menos en 2016.

Para empezar, ya sea por mala suerte, por gafe, o venga va, por problemas mecánicos, Fernando Alonso no parece que esté cerca de competir por el título, y ni siquiera por las primeras posiciones, en este 2016. Todavía en 2014 se bromeaba llamándole Fernando el V, porque siempre quedaba en esa posición. El año pasado la burla cambió porque las aspiraciones eran acabar las carreras.

Cuanto menos llamativa es la despedida de Antonio Lobato. ¿Qué ha hecho que el periodista anteriormente conocido como 'el calvo de Telecinco' abandone las retransmisiones de su deporte favorito? Por mucho que se lean otras razones, todo apunta a que ya no siente lo mismo que cuando Fernando estaba en la cima, y que el resto se le ha hecho demasiado monótono.

Luego está la parte de los constructores. Las diferencias son notables en la última década, con un dominio, primero bastante incontestable de Red Bull, y ahora de Mercedes, dejando poco mérito a los pilotos.

Por otra parte tenemos el hecho de que no haya otros españoles luchando por el título. La F1 se comenzó a seguir muchísimo más en España a raíz de la irrupción de Alonso. Las cadenas privadas comenzaron a preocuparse por retransmitirla y apareció 'el calvo de Telecinco', que luego fue de la Sexta y Antena 3.

FOTOS: Imágenes del mítico Michael Schumacher en F1

Aunque ahora hayan emergido figuras nacionales como Carlos Sainz o Roberto Merhi, su entrada en esta competición está muy lejos de la fuerza con la que llegó Alonso. Además, el asturiano fue el primer español realmente competitivo de la historia de la Fórmula 1, y la novedad gusta más.

Pero si eso fuera todo...En verdad hay mucho más. Este año la retransmisión de la Fórmula 1 no será en abierto, por lo que habrá que pagar por seguirla. Además, los monoplazas circularán más lentos y harán menos ruido, cosa que emociona menos a los aficionados. Tienen muchas restricciones para actualizar los coches durante la temporada, entonces el constructor que no acierta a la primera, prácticamente tiene el año perdido.

Por último, muchos aficionados reconocen que las carreras cada vez les parecen más aburridas. Menos adelantamientos y más distancia entre los pilotos en carrera y cada vez menos emociones para un deporte que debería buscar la manera de recuperar la intensidad de otras temporadas como las buenas de Alonso, Schumacher o Airton Senna.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017